Tabú 1: “El sexo es sucio y malo”
 
El tabú mental que existe en la mente de muchas personas es que relacionan inmediatamente la palabra Sexo con algo oculto, sucio, malo, “un placer que no es bueno”, “algo que no debe hablarse en publico” y ninguna de esas afirmaciones es verdad. Es necesario que asimiles claramente esta realidad: El creador y Diseñador del Sexo es DIOS. Dios creo el Sexo y nuestros respectivos genitales e identidad sexual, y El no crea cosas malas. Dios nos creo para tener una vida sexualmente activa. El creo la relación sexual para que el ser humano tuviera descendencia, la primera orden que recibió Adán fue: “Crece y multiplícate llena la tierra, y toma dominio sobre ella,….” en otras palabras Dios le dice a Adán que es Su Voluntad, Su orden, Su mandato principal, que tenga relaciones sexuales con Eva, porque desea que el ser humano se multiplique a tal grado que LLENE la tierra. El único que ha tergiversado tanto el tema del Sexo ha sido el mismo ser humano; pero Dios creo parejas, te creo con tu Pareja Idónea precisamente para multiplicarte a través del SEXO.
 
El sexo no es sucio, No se trata de placer, se trata de AMOR. No fue diseñado por el diablo, sino por DIOS.
 
Y esta es la clave: si fue Dios quien creo el Sexo es algo BUENO y BENEFICIOSO para el ser humano. Dios creo el Sexo para el propósito de llenar la tierra y definió parámetros para llevarlo a cabo y media vez lo hagas bajo los parámetros de Dios el Sexo es BUENÍSIMO.
 
Tabú 2: “El Sexo solo afecta mi cuerpo, no tiene ninguna relación con mi espíritu”
 
El sexo no solo involucra tu cuerpo, tu área sexual esta íntimamente ligada al resto de áreas de tu vida, mientras el área sexual este insatisfecha, todas las demás áreas estarán incompletas. Somos espíritus habitando temporalmente un cuerpo físico, comprender esa profunda verdad es la base de nuestra vida sexual en el siglo 21, porque realmente te une física, emocional, espiritual, económica y humanamente con la persona con la que se tienen relaciones sexuales, y por eso quienes tienen una aventura sexual de una noche y luego están con alguien un año, después un par de noches con otra persona…NUNCA son Benditos ni prosperados en NADA de lo que hacen.
 
Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y tendrá relaciones sexuales con su mujer, y ambos se transformaran en un solo ser.”
 
Jamas había sabido de un Poder tan extraordinario, poderoso y Bendito como del que tiene el sexo. Esta escrito que después del Sexo, ambos serán un solo ser. Dos se convertirán en UNO, esta unión NO se ve a simple vista, es una unión ESPIRITUAL. Dios ya no ve dos personas, después que tienes relaciones sexuales, ve solo una. Por ende Su Bendición, Su Cobertura, su total Prosperidad, Unción, Ministerio, Protección Divina, Sanidad…es sobre ambos como si fuera solo uno. Si tienes Sexo con alguien y luego te separas y tienes relaciones sexuales con otro…¿como esperas que Dios te Bendiga, Proteja, Prospere, Unja, o Sane si tu ya eres parte de otra persona? El Poder del Sexo supera la mente humana. Por eso es tan VITAL al extremo que esperes a tu Pareja Idónea, porque al mantenerte con la persona que Dios diseño para ti toda la vida, estas GARANTIZANDO para siempre la Bendición, Cobertura, Protección, Éxito, Paz real Prosperidad y Unción Divina sobre tu relación.
 
Pretender separar el Diseño de Su Diseñador, es realmente algo estúpido, porque únicamente El puede bendecir, proteger y saciar tu relación sexual.
 
Autor: Pastor Alejandro Rivas
2016-06-12T16:01:45+00:00

Leave A Comment