Una de las decisiones mas importantes que como personas debemos aprender a tomar es con quien establecemos una relación, y no hablo solamente de una relación emocional. A Dios le interesa nuestras relaciones. Dios nos diseño con una necesidad profunda de relacionarnos, primero con Él y después con las demás personas.

Tenemos la libertad dada por papá para elegir, pero papá espera que en medio de esa libertad nosotros tengamos el criterio para decidir correctamente con quien nos relacionamos.

Cuando hablamos de relaciones solo tenemos dos opciones: Las correctas y las incorrectas, no existen grises ni puntos medios. Las relaciones peligrosas corrompen la pureza, nos hacen perder tiempo, nos lastiman, pero sobre todo nos desvían del propósito de Dios y sin darnos cuenta terminamos en un destino muy diferente del que Él había planeado para nosotros. A  la luz de la Biblia veremos 6 relaciones peligrosas que nos ayudaran a identificar donde estamos en riesgo.

1. Ocultas o escondidas 

Lucas 8:17 “No hay nada escondido que no llegue a descubrirse, ni nada oculto que no llegue a conocerse públicamente.” 

Proverbios 9:17 “Las aguas hurtadas son dulces,Y el pan comido en oculto es sabroso. Lo que no saben que allí están los muertos; Que sus convidados están en lo profundo del Seol.”

Todo lo oculto no es de Dios, porque nuestro Dios es verdad y luz. Si tú estas teniendo una relación a escondidas es porque en el fondo de tu corazón sabes que algo no esta bien. ¿No crees que si esa relación fuera de Dios la podrías mostrar públicamente? Si la estas escondiendo es porque temes algo y ese temor no viene de Dios. Hacer las cosas a escondidas te sumerge en un terreno espiritual peligroso.
2. Dependencia emocional
Jeremías 17:5 Asi ha dicho Jehova “Maldito aquel que confía en el hombre, que pone su confianza en fuerza humana, MIENTRAS SU CORAZÓN SE APARTA DE JEHOVA” 
En este versículo el énfasis no esta centrado en la confianza en otro ser humano, sino en que esa relación nos aparte de Dios, el énfasis es soltar a Dios para aferrarse a alguien más, cayendo así en idolatría. Esta persona o esa relación se convierte en el centro de mi vida, quitando a Dios del lugar que le pertenece.
3. Romeo & Julieta 
La típica pareja que quiere convencer a todo el mundo que Dios les dijo que ellos son la perfecta voluntad, que tienen su palabra y respaldo incondicional, por ende su forma de actuar esta basada en la necesidad de demostrar, entrar en contienda, y (Filipenses 2:3 dice “Nada hagáis por contienda o por vanagloria”). Muchas veces llaman oposición a las cosas que giran entorno a su relación. Ahora, recordemos como terminaron Romeo y Julieta, Muertos. Si tu crees que una relación que viene de parte de Dios es pelear con los que te rodean, demostrar y luchar, muchas cosas en tu vida van a morir. Mueren relaciones con amigos, familiares, incluso con Dios mismo. ¿De verdad crees que Dios es tan tonto como para decirte que esa persona es su voluntad para ti y al mismo tiempo contradecirse en uno de los  mandamientos que Él mismo estableció; Honrar a padre y madre? Dios nunca se contradice, Deja de ver la protección de Dios como prohibición. Deja de esforzarte por demostrar algo que hasta tu mismo sabes que no esta bien. Cuando a Dios no le agrada una relación se nota, pero cuando le agrada se nota aún mas, (Proverbios 16:7 dice “Cuando Dios está contento con nuestro comportamiento, hasta con nuestros enemigos nos hace vivir en paz”.)
4. Carentes de respeto
(Efesios 4:30 “No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven … Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta.”) Parece evidente pero nunca esta de más recordar que no es normal que en una relación de noviazgo ni de matrimonio hayan golpes, groserías, insultos, gritos, estrujones. NO ES SANO, NO ES NORMAL, NO ES DE DIOS. Si estas en una relación donde permites o haces eso necesitas ayuda.
5. Un clavo saca a otro clavo

Necesitamos cerrar ciclos y hacerle duelo a las rupturas emocionales. De relaciones formales pero también de sentimientos profundos. Cuando empiezas una relación sin cerrar la anterior adecuadamente y con cerrar me refiero a (Perdonar, reconocer los errores, tener un tiempo de espera, examinarse, mirar que hice, que permití, cual fue mi error.) Cerrar el ciclo no solo es esperar, (aunque algunos ni siquiera esperan) Cerrar el ciclo es trabajar cerrando el duelo. Cuando no lo haces y empiezas una relación pronto ¿que crees que esta pasando? Yo te doy la respuesta, Estas usando a la nueva persona y eso es pecado, y Dios te va a pedir cuentas por los corazones que estas lastimando en medio de tu juego de confusión. Amate y valorate, porque para Dios, TÚ VALES MUCHO MÁS QUE UN CLAVO. Eclesiastés 3 dice que hay un tiempo para todo. Hay un tiempo para estar solos y cerrar los ciclos, Hay un tiempo para volver a amar, pero también hay un tiempo de espera y de quietud. Discernir ese tiempo nos protegerá de caer nuevamente en una relación peligrosa.  

6. Yugo desigual

(2 Corintios 6: 14 “No formen yunta con los incrédulos. ¿Qué tienen en común la justicia y la maldad? ¿O qué comunión puede tener la luz con la oscuridad? ¿Qué armonía tiene Cristo con el diablo? ¿Qué tiene en común un creyente con un incrédulo?)”  El hecho que alguien asista a la iglesia no quiere decir que automáticamente es yugo igual y yo como hijo necesito preguntarle a Dios antes de. Si esa persona realmente lo ama con todo su corazón, si tiene claro los principios de la vida que se supone que eligió, si nuestra visión es la misma. Es imposible establecer en una relación intima con una persona que no comparte mi fe. Cuando yo quiera orar, el/ella no va a querer hacerlo, yo voy a querer asistir o servir en la iglesia, el/ella tendrá otros planes para mi, cuando yo quiera guardarme para el matrimonio, el/ella no va a querer esperar, cuando yo decida no fallarle a Dios, el/ella va a provocar que lo haga. ¡ES IMPOSIBLE! Son dos personas diferentes, hablando en dos idiomas diferentes, eligiendo caminos completamente diferentes.

La raíz de todas “las relaciones peligrosas” se origina en un mismo problema, una NECESIDAD DE AMOR PROFUNDA que no hemos resuelto,  Las heridas de nuestro pasado siempre se acumulan y cuando no trabajamos para sanarlas queda una profunda HAMBRE DE AMOR, QUE NO ES LO MISMO QUE AMOR y por mucho que tratemos, ese hambre no se llena con nada ni nadie diferente a Jesús.

“(—Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed —respondió Jesús—, 14 pero el que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed jamás, sino que dentro de él esa agua se convertirá en un manantial del que brotará vida eterna.” Juan 4:14)

 El amor de Dios es el unico que puede sanar las marcas del pasado pero por sobre todo es el unico que nos puede saciar hasta rebosar. La soltería es un tiempo de Dios, no una maldición. No es un tiempo de ocio sino de preparación. Así que mantente firme trabajando tu carácter, tu vida y en tu corazón, pero también creyendo con esa misma firmeza que Dios tiene una relación correcta para ti y para mi.

Por ultimo Dios te pregunta ¿Vale la pena estar en esta relacion que te tienta, que te hace dudar de mi y que te lleva a pecar?¿Vale la pena afectar las demás relaciones solo por una? ¿Vale la pena dejarlo todo, incluso el llamado y el propósito que tengo para ti? ¿Porque crees que no te voy a cumplir? ¿Porque dudas de mi perfecta voluntad? ¿Porque crees en tú corazón que te voy a dar algo malo o que no te voy a dar nada? ¿Realmente quieres que yo dirija esta área de tu vida?

Encárgate de mis cosas, que yo me encargaré de las tuyas. Salmo 37:4 “Ama al Señor con ternura, y él cumplirá tus deseos más profundos.”

Extraido de la predica de Nathalia Nieto, EL LUGAR DE SU PRESENCIA Escrito por: Lina Maya-EQUIPO SEXUALIDADJ

2016-07-27T14:25:58+00:00

Leave A Comment