Esta es una frase muy popular, por lo menos en mi país. “DE AMOR NADIE SE MUERE” Y aunque entiendo

perfectamente a que hace referencia normalmente (Amor de pareja), ahora se que alguien murió por mi y

contrario a la creencia popular, murió por amor. Muchas veces he escuchado a personas decir frases como

“Por ella/él moriría” “Por ella/él daría la vida” “¿Pero, realmente lo harían? ¿Realmente lo harías? Jesús lo

hizo, Nos amo hasta la muerte y hasta su último suspiro, estaba pensaba en nosotros.

 

“Romanos 5:7  7 En realidad, no es fácil que alguien esté dispuesto a dar su vida por otra persona, aunque

sea buena y honrada. Tal vez podríamos encontrar a alguien que diera su vida por alguna persona realmente

buena. 8 Pero Dios nos demostró su gran amor al enviar a Jesucristo a morir por nosotros, a pesar de

que nosotros todavía éramos pecadores.”

 

Jesús murió en la cruz por muchas razones, pero por ahora solo diré 2, Las que considero que fueron sus

mas importantes motivaciones.

 

1. AMOR: En este punto quiero aclarar algo y es que a Jesús no lo mataron, ÉL SE ENTREGO. El sacrificio

no fue en contra de su voluntad, o porque su padre le ordeno que lo hiciera y el “tuvo” que obedecerlo. La

Biblia si dice que Él fue obediente hasta la muerte pero también dice que su motivación nunca fue obligación

sino AMOR. Juan 10:18 “Nadie me quita la vida, sino que yo la entrego porque así lo quiero” Así que a

pesar de su dolor, temor, angustia, y aunque podía haberle dicho a Dios “Padre no quiero hacerlo, no lo voy a

hacer” lo hizo porque nos amo.

 

2. PERDÓN Y SALVACIÓN: Nuestro pecado nos mantiene apartados de Dios, pero eso no era lo que nuestro

padre tenía planeado desde un principio. Dios sufre cuando estamos lejos de casa y nos anhela tanto, más de

lo que nosotros podríamos anhelarlo en toda nuestra vida, El nos quiere tener cerca, en su hogar, por eso

Jesús que fue hecho hombre pero sin pecado alguno tomo nuestro lugar y rompió ese velo que nos separa del

cielo.

 

Juan 3:16:17 “Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él

no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo,

sino para salvarlo por medio de él.”

 

Lo que sostuvo a Jesús en la cruz no fueron los clavos, sino el amor que sentía por Ti.

 

Entonces ¿Aún piensas que nadie te ama? ¿Qué no eres valioso? ¿Qué no eres importante? Muchas de

nuestras malas decisiones y heridas profundas son causadas por la falta de identidad que tenemos, por no

tener la convicción de que somos hijos: aceptados y amados, por vivir como huérfanos, por no darnos

cuenta que somos valiosos y que por ende no tenemos que mendigar migajas de amor cuando alguien

ya nos amo hasta morir. El día que en vez de colocarte por precio dinero, regalos, palabras, caricias,

compañía y empieces a entender que vales sangre, nada menos que sangre preciosa, santa e inocente, ese

día todo cambiara para ti.

 

“Entregué a otros a cambio de ti. Cambié la vida de ellos por la tuya, porque eres muy precioso para

mí.

Recibes honra, y yo te amo.”

Isaías 43:4

Escrito por: Lina Maya

 

 

2016-08-12T16:18:18+00:00

Leave A Comment